• Elsie Rockwell

La diversidad que llevamos dentro


Jardín Lac es un laboratorio para construir con otros un espacio para todos. Diez conceptos nos orientan. Uno de ellos es el de diversidad. Queremos conjugar esos conceptos, que no permanezcan estáticos, pétreos, y hoy invitamos a la historiadora y antropóloga Elsie Rockwell.



Vírgulas. § ACERVO DE ARTE INDÍGENA / INALI / FOTOTECA NACHO LÓPEZ

Diversidad…. de palabras, de voces, de hablas, de silencios, de modos, de pensares, de vivires, todas humanas. Palabra plena de sentido justo ahora, frente al empeño de homogeneizar o de dividir. Es reto enorme acomodarlas en un jardín.


Ayuda la analogía de la biodiversidad. Esa compleja trama tejida en la biosfera, con tantos seres vivos que hoy están en peligro de extinción. Amenazados por incendios de bosques, desertificación de llanos, cacería de mamíferos, el envenenamiento de insectos y la extracción de supuestos valores de la Tierra.


La diversidad de la palabra tiene riesgos parecidos. Predicciones sombrías estiman que solo 500 lenguas de 7000 habladas hoy sobrevivirán al siglo. Se pierde la conversación entre hijos y abuelos. Darle nueva vida a una lengua es difícil, aunque lo han logrado muchos pueblos en todo el mundo, como los navajos, los hebreos, los catalanes y los maorí. Con el abandono de las lenguas, se pierden para siempre nombres de seres vivos e inertes, modos de respetar y de curar, giros del pensar y formas de ahondar en la complejidad del mundo, y hasta las artes de calcular que permitieron a nuestros ancestros navegar mares y tierras al poblar el planeta.


Pese a todo, no desaparece el habla humana, pues todo infante nace con capacidad de aprender a hablar las lenguas que lo rodean. Ese don, por razones aún desconocidas (se atribuye a antiguas raíces entrelazadas, desde el canto de las primeras aves y los silbidos de delfines, a los gestos y gritos de los primates, y tal vez a alguna mutación genética aún no descubierta), es herencia biológica inalienable de todos los que habitamos la Tierra. Así, no es posible pensar la diversidad salvo con un profundo respeto a la igualdad de todos los seres humanos.


Hablar cualquier lengua, compuesta como son todas de palabras y giros acogidos de mil otras lenguas, permite generar combinaciones simbólicas y semánticas infinitas. Junto con la habilidad de fabricar con las manos, nuestros ancestros comunes aprendieron que sólo era posible sobrevivir en paz colaborando, con el habla, con la escucha y con el entendimiento común. Muchos seres vivos colaboran para subsistir, pero para los humanos, sobre todo, esa colaboración tiene que aprenderse y recrearse en cada generación.


A estas alturas de la vida humana, persiste la tarea constante de darse tiempo para la conversación, para la reflexión, para imaginar alternativas comunes. En el proceso, también reconocemos esa diversidad que llevamos dentro de nosotros mismos.

Cuesta mucho trabajo lograrlo, pues también se han transmitido múltiples maneras de discriminar, odiar y explotar al prójimo. Hay un riesgo enorme: la atención a la diversidad tiende a deslizarse fácilmente hacia la distinción, hacia el racismo y la dominación. Así, a estas alturas de la vida humana, persiste la tarea constante de darse tiempo para la conversación, para la reflexión, para imaginar alternativas comunes. En el proceso, también reconocemos esa diversidad que llevamos dentro de nosotros mismos.


¿Cómo imaginar entonces un jardín desde la diversidad? No será un jardín trazado con arreglo racional y un jardinero encargado de podar, deshierbar y alinear los arbustos. Crecerán todo tipo de plantas, pero no se distinguirán hierbas de hortalizas, pues todas dan flor y semilla. Abundarán las lombrices para formar el suelo y los insectos para esparcir el polen. Si respetamos la diversidad, todo lo que crece se vale, se junta, se prueba, se suma, se anotan sus cualidades. Se podrán hacer brebajes, pero con cuidado para evitar dosis tóxicas. Eso sí: se regularán aquellas plantas que desplacen a otras, que les tapen el sol y el agua que requieren las demás.




Te pueden interesar:







2020 Jardín Lac